lunes, 7 de febrero de 2011

Y que voy a hacer yo si a estas alturas mi vida ya depende de él, que cuando no está me siento vacía, como si de algo físico se tratase. Cuando hablo con él me siento segura, es mío, su corazón me pertenece, yo soy la que le intento dar la felicidad que cualquier persona sueña con tener. Que cuando me repite una y otra vez que me quiere, que me necesita, no puedo evitar borrar todo lo malo de mi mente porque a pesar de todo, él es la medicina que cura mi tristeza, el que me alegra días y noches, el que me da fuerzas para seguir. Sin él mi vida está incompleta, el destino no siempre es el que manda, también se puede elegir y yo he elegido pasar el resto de mi vida con él y sí, creo en un futuro a su lado a pesar de lo que digan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario